Megaupload, otra piedra en el camino de Hollywood

El pasado jueves día 19 eran detenidos por el FBI los dueños del famoso servicio web de almacenamiento de archivos, Megaupload. La operación fue al más puro estilo americano, con cierre del servicio y acusaciones de crimen organizado, violación de copyright (con pérdidas por valor estimado de medio billón de dólares) y blanqueo de capitales. Millones de usuarios se quedaron sin el dinero que habían pagado por sus cuentas Premium y, lo que es mucho más grave, sin poder acceder a los archivos que habían subido a los servidores de la empresa. La reacción fue rápida y viral:Megaupload se hizo trending topic mundial en Twitter en cuestión de minutos y las avanzadillas de Anonymous empezaron a tirar sitios web mediante ataques de denegación de servicio (DDOS). Cayeron Universal, el Departamento de Justicia de EEUU, Broadcast Music, MPAA, RIAA, Warner Music, HADOPI, FBI… uno detrás de otro. No es la primera vez. Desde que se anunciaron las nuevas legislaciones a favor de la industria del copyright (SOPA, PIPA, HADOPI, Ley Sinde), la red se ha convertido en una especie de campo de batalla silencioso donde los internautas más proactivos han tomado “las armas” para intentar alertar a la masa de que hay intereses en juego que merecen ser protegidos.

Y todo lo anterior ocurrió después de la jornada de bloqueo que promovieron multitud de páginas web, encabezadas por Wikipedia, para protestar contra el tándem SOPA-PIPA, leyes que permiten cerrar sitios en Internet sin intervención judicial. Un secuestro de las comunicaciones en toda regla que podría amparar la misma censura que se ejerce en Cuba o China, bajo la excusa de “garantizar la cultura, los derechos de los consumidores y el empleo”, en palabras de Lamar Smith, el congresista republicano que propuso la SOPA en octubre del pasado 2011. La legislación americana se ha paralizado, pero el cierre de Megaupload ha puesto de manifiesto lo larga y poderosa que es la mano de la industria audiovisual estadounidense, capaz de amenazar a presidentes si no consiguen lo que quieren y de cerrar servidores a lo largo y ancho del mundo.

Decían algunos (como Enrique Dans) que el cierre de Megaupload es un intento desesperado de la industria por penalizar al usuario, una pataleta más en una batalla que tienen perdida por cuanto “es imposible ponerle puertas al campo“. En un primer momento parecía obvio pensar que sí, que hay muchos sustitutos para el rey de la descarga directa. Pero no ha sido del todo así. El pánico ha cundido entre los competidores de Megaupload: Fileserve ya no deja descargar archivos si no se es usuario de pago y Filesonic no permite la descarga de ningún archivo que no sea nuestro. Y eso por poner dos ejemplos,  el resto de empresas borran archivos a velocidad de vértigo para evitar ser los siguientes de la lista. Ninguno se atreve a retribuir a los uploaders por sus subidas, la incertidumbre es máxima y ningún usuario paga ya por los servicios premium.

Un experimento simple: intentad descargar alguna película o serie de hace tres o cuatro años. El usuario avanzado tardará unos 10 minutos en encontrar links apropiados pero para el usuario básico (acostumbrado a navegar por SeriesYonkis) el proceso se ha vuelto demasiado farragoso y complicado, por lo que seguramente desista. Yo mismo intenté descargar la serie Caprica y no encontré un solo enlace válido. Si la tendencia se confirma, el golpe a la descarga directa de contenidos de autor puede ser mortal de necesidad. Ahora bien, que esto a largo plazo revitalice la venta de CD y DVD me parece imposible. Nacerán alternativas, resucitará el P2P (si es que murió alguna vez) y la batalla seguirá, lleva décadas siendo así.

El gran problema es que la industria sigue aferrada a sus mantras, mentiras que no hacen más que confundir al gran público. Llevan años augurando el fin del mundo, creyéndose en posesión exclusiva de la cultura, engañando a la gente y falseando los datos. Señores, si tanto dinero hacen Megaupload, SeriesYonkis, Fileserve y toda la pléyade de “blanqueadores de capital”, lo tienen muy fácil: copien su modelo de negocio. Ofrezcan contenidos de calidad, accesibles en dos clics de ratón, por 7 u 8 euros al mes. Premien al que ve mucho cine con un estreno mensual. Piensen un poco, con una milésima parte de sus recursos muchos montaríamos algo rentable en cuatro tardes y no somos genios. Es una ecuación simple: contenidos, comodidad y precio. Lo tienen en su mano, déjense de marear la perdiz y de exigir derechos y más derechos y ofrezcan algo interesante. El que sale perdiendo con toda esta mandanga es el usuario, último mono que paga los platos rotos en forma de aumento de la entrada de cine o no pudiendo acceder a contenidos por una cuestión puramente geográfica.

A los señores políticos qué les vamos a pedir a estas alturas. Se venden al mejor postor, y si encima todo esto les sirve para meterle mano a Internet, pues para qué queremos más. Así se las ponían a Felipe II. Yo les diría que mirasen un poco a la gente, que pensasen un poco en nosotros y en los derechos que tanto sufrimiento costó conseguir. Ah, y que ya que se han puesto a perseguir el blanqueo de dinero, quizá unos cuantos bancos de Wall Street tengan algo por lo que pagar, paraísos fiscales y tal. Y por aquí, en España, algún presidente de alguna Caja de Ahorros podría ir a la cárcel, por aquello de cumplir la Ley, llámenme raro.

Problema para el debate intenso, como ven. Para los que quieran seguir leyendo, les dejo esta entrada del señor Alberto Noguera, siempre polémico y a veces acertado. También recomiendo la lectura de este FAQ sobre el cierre de Megaupload, un resumen excelente de qué está pasando. Y cómo no, remito a las entradas enlazadas en el desarrollo del post. Merecen la pena 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s