10 razones para un auténtico cambio

Faltan 5 días para que llegue el domingo, día de elecciones generales en España. Dudo que esta entrada cambie el sentido del voto de nadie que ya lo tenga decidido, pero espero que al menos haga pensar un poco.

1. Nos han fallado constantemente, al frente del Estado, en autonomías y en los ayuntamientos. Gestores nefastos, preocupados por mantener su puesto en lugar de servir a la sociedad y al bien social, auténtico significado de la política.

2. Nos han estafado y robado millones y millones de euros. Permiten la defraudación sistemática sin ningún rubor. Han arruinado un sistema noble y antiguo de financiación al pequeño empresario y al trabajador, las Cajas de Ahorro. Lo han hecho utilizándolas para financiar todo tipo de actividades urbanísticas e infraestructuras que no respondían a ningún interés más que al de su bolsillo y el de sus amigos. Los escándalos de corrupción son constantes y ni siquiera nos sorprendemos, la gente sigue votando a ladrones que ni se cortan a la hora de presentarse en las mismas circunscripciones en las que cometieron grandes desfalcos.

3. Nos privan del principio de separación de poderes. La Justicia necesita un órgano judicial independiente que pueda vigilar por la legalidad de nuestro ordenamiento jurídico, no un grupo de Magistrados elegidos a dedo para que digan lo que los políticos quieren que digan. También necesitamos un órgano de gobierno del poder judicial (un CGPJ) renovado que no pueda presionar a los jueces por motivos políticos.

4. Nos niegan una ley electoral justa, que tenga por circunscripción única para el Congreso el total del territorio español y en el que cada voto valga exactamente lo mismo, que no deje fuera de juego a partidos políticos por no reunir avales a pocos días del inicio de la campaña electoral y que no favorezca de forma descarada a las mayorías. Una ley que diga que abstención y voto en blanco son penalizaciones (y no facilidades) para el bipartidismo. Una ley que impida las listas cerradas.

5. Nos imponen Leyes inconstitucionales para favorecer a ciertos lobbies a cambio de favores económicos, leyes que recortan los derechos fundamentales y atentan directamente contra la libertad en Internet. Mientras tanto, no se atreven a meter mano a las grandes multinacionales que permiten a pedófilos anunciarse en sus redes sociales.

6. Nos han vendido una y otra vez a empresas y bancos para conseguir puestos de retiro que les permitan vivir holgadamente mientras cobran pensiones directamente de nuestros impuestos. Permiten que la banca mantenga los inmuebles a un precio desorbitado atentando contra el libre mercado, mientras cientos de familias pierden sus hogares y se quedan con deudas millonarias (porque tampoco aprueban la dación en pago). Cientos de miles de pisos vacíos, promotores quebrados que siguen recibiendo refinanciación con dinero público, rescates millonarios también con cargo al erario público, pero a los ciudadanos que mantienen esto con sus impuestos no se les puede ayudar porque “el Estado no puede interferir en contratos privados” (palabras de Rubalcaba para Ondacero, el pasado día 10 de noviembre). Quizá esta sea la explicación.

7. Nos siguen metiendo con calzador la colaboración con la Iglesia Católica en pleno siglo XXI. Millones de euros en subvenciones, en profesores de religión, en actos públicos. La religión debería ser una opción de cada cual, no una imposición pública para todos los españoles, sean o no cristianos.

8. Nos exigen titulación, master, idiomas, experiencia, capacidad para afrontar problemas, disposición para trabajar en equipo, talento, innovación, ganas de aprender de los errores y enmendarlos, honestidad, ética… todo ello para conseguir un trabajo en un entorno de máxima precariedad laboral, mientras que tenemos dirigentes que no saben inglés, con una dicción lamentable o ignorantes con la cartera de Sanidad. La misma meritocracia que impera en el mundo privado tiene que llevarse a la esfera pública para liberar a la casta política de los parásitos.

9. Nos ofrecen una información sesgada, polarizada y encaminada a mantenerlos en el poder. Medios de comunicación cuyas líneas editoriales están controladas por grupos de empresas que manipulan a esos partidos políticos. Espacios electorales donde solo tienen cabida dos partidos, lanzamiento indiscriminado de las doctrinas del voto útil, del voto de castigo o de que “solo estos partidos están preparados para gobernar”. Hay muchas alternativas, pero si los grandes medios solo hablan de PP y PSOE, PSOE y PP, es difícil que el gran público las conozca.

10. Porque los presupuestos participativos se pueden cumplir, hay suficientes medios para ello, los ciudadanos tenemos derecho a saber, a decidir y a actuar. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. No es un mandamiento anarquista, antisistema o perrofláutico. Es el artículo 1 de nuestra Constitución. Hagámoslo cumplir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s